radiografia-digital

Algunas cuestiones sobre la radiografía dental

octubre 29, 2015|Publicado por: Embarazo, Radiología dental, TAC dental

La radiografía dental es una herramienta de gran utilidad para identificar alteraciones dentales invisibles a un examen odontológico convencional. Con ella, el dentista puede revisar el estado de salud de dientes y del hueso que los soporta, pudiendo diagnosticarse tanto problemas de caries, focos de infección, quiste de los maxilares, problemas con las muelas del juicio, perdidas de altura del hueso de soporte dentario (periodontitis) o diagnóstico de necesidades de tratamiento ortodóncico (aparatos de corrección de la posición de los dientes)

Hay que tener en cuenta de que las revisiones que se consideran necesarias para el mantenimiento de la salud oral oscilan, dependiendo de cada caso, entre una revisión cada 6 o 12 meses.

En estas revisiones y dependiendo de los tratamientos que se hayan realizado, puede que sea necesario hacer algún estudio radiológico, pero será el dentista el que finalmente determine la indicación de realizar estas pruebas diagnósticas, valorando si la prueba es importante para valorar la evolución de un tratamiento o para observar cambios en las imágenes radiológicas que puedan ser indicativos de alguna

Normalmente hay varios tipos de aparatos de radiografías diferentes:

- Radiografía intraoral: se realiza en el mismo gabinete y se trata de una radiografía pequeña que se coloca dentro de la boca y abarca una pequeña área, de dos o tres dientes como mucho.

- Radiografia extraoral: se realiza en un habitáculo especialmente habilitado y debidamente emplomado, y hay varios tipos:

  • Radiografia Panorámica: es la más frecuente de las extraorales, y realiza una proyección de ambos maxilares, de manera que es muy útil para valorar de forma global la salud oral de un paciente.
  • Telerradiografia: es una radiografía lateral de cráneo, útil en diagnóstico  de ortodoncia
  • Tac Dental mediante técnicas de haz de cono (Cone Bean): estas pruebas permiten una visión tridimensional de los maxilares y, por tanto, podemos afinar mucho más en el diagnóstico de las patologías, así como planificar de forma segura algunas intervenciones como la colocación de implantes, extracción de muelas del juicio, eliminación de quistes, etc.

Hoy día, los aparatos radiológicos digitales han reducido notablemente la radiación que producen al hacer una prueba radiológica. Así por ejemplo, una radiografía extraoral digital tiene tiempos de exposición de unas 10 centésimas de segundo, con lo que la radiación es menor que la que recibimos de forma ambiental de forma pasiva cada día.

A pesar de todo y sobre todo en pacientes jóvenes, se colocan las siguientes protecciones:

  • Delantal de plomo para proteger tórax y abdomen del paciente.
  • Un protector de tiroides emplomado para proteger la tiroides de las radiaciones. Su uso está especialmente recomendado para las mujeres en edad reproductiva, las mujeres embarazadas y los niños, salvo que se trate de una radiografía panorámica, pues distorsionaría el resultado de la misma.
  • En mujeres embarazadas hay que evitar en lo posible la realización de radiografías.

Deja un comentario

*



*


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>